CAFÉS DE MEDIA NOCHE

Raul Moreno Escrito por 

(0 votos)

Muchas personas están tristes, decepcionadas y enfadadas por no poder tomar café. Amaban su aroma, su delicioso sabor y el efecto vivificante que les proporcionaba. Pero les sentaba mal. Después de experimentar molestias al tomar su querida bebida, visitaron al médico y este les dijo que debían dejarlo porque era la causa del problema. Para algunos esto supone un verdadero jarro de agua fría y para otros incluso aflicción y nostalgia. Pero queridos amantes del café, hay buenas noticias, porque tomarse un café a las 12 de la noche puede ser posible. ¿Os apetece? Pues seguid leyendo:

 

La cafeína es un alcaloide que se metaboliza en el hígado. En condiciones normales, el cuerpo tolera unas 5 tazas de café al día, unos 400 mg de cafeína, (que es lo que la EFSA, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria considera consumo seguro). Pero es cierto que hay personas que son más sensibles a la cafeína y estas cifras les quedan muy lejos. Si este es tu caso puede deberse a una o varias de las siguientes razones:

  • bebes café ocasionalmente: se sabe que a mayor consumo de cafeína, aumenta el nivel de tolerancia a la misma,
  • tu genética te predispone a una alta sensibilidad: tu cerebro, con sus receptores de adenosina más sensibles a la cafeína podría ser la causa
  • ya eres mayor: si, es un fastidio, lo sabemos, pero a más edad mayor sensibilidad a la cafeína,
  • usas medicamentos que elevan el nivel de cafeína o que interaccionan con ella. Muchos fármacos incluyen cafeína en su composición,
  • si eres una persona nerviosa tienes más posibilidades de que te afecte la cafeína. Por eso, en cuadros de ansiedad, se trata de eliminar el consumo de la misma,
  • tu hígado es más perezoso que el de la media, debido a que tienes menos encimas tipo CYP1A2, que es la encargada de procesar la cafeína. Esto es lo que se suele llamar metabolismo lento,
  • Hay estudios que apuntan a que la cafeína afecta de forma diferente a hombres y mujeres: los primeros serían más sensible,
  • El uso de anticonceptivos puede ralentizar tu metabolismo a un tercio de lo que lo hace normalmente.

 Si crees que alguno de estos puntos puede estar afectando a como tu cuerpo gestiona la cafeína, tenemos buenas noticias para ti.

LOS CAFÉS ARÁBICA

De las dos variedades comerciales más extendidas, la Robusta es la más barata y común en cafeterías y supermercados... pero también es la que tiene más cafeína. Por ello, si eliges cafés de la variedad Arábica, además de optar por un café de más calidad, estarás quitándote de golpe un 50% de cafeína.

CATA DE CAFES ARABICA

Incluso dentro del mundo de los arábica, hay variedades de grano que tienen niveles de contenido de cafeína cercanos al 1% (el contenido de este compuesto en los robusta suele estar en torno a 3-4%).

Los investigadores están trabajando en variedades de café que mediante selección carecen casi en un 100% de la polémica sustancia, y puede que en un futuro no muy lejano se comercialicen...

DESCAFEINADOS

Hace ya más de un siglo cuando por accidente, un cargamento de café se inundó con agua de mar. La sorpresa fue mayúscula cuando se observó que mantenía el sabor y presentaba mucho menos contenido de cafeína. Estos fueron los inicios de la descafeinización industrial.

Al principio, los cafés descafeinados dejaban mucho que desear, puesto que se utilizaban métodos de descafeinado muy poco selectivos, a base de disolventes químicos, como el benzeno que, además de confirmarse poco seguroS para la salud, eran muy poco selectivos y además de la cafeína extraían muchos de los compuestos aromáticos, volviéndolos decepcionantes para los amantes del café.

Más adelante, se dio un paso más sustituyendo el benceno por acetato de etilo, que era más selectivo y no dejaba tantos residuos en el café, aunque el sabor aún dejaba mucho que desear. Estos descafeinados aún están presentes en el mercado, y son los responsables de la mala fama que tienen.

En 2018, Thyssenkrupp introdujo el "Proceso de extracción supercrítica", un avanzado sistema que se basa en la inyección de dióxido de carbono para extraer cafeína pura del grano y preservar las valiosas propiedades. Con el uso del dióxido de carbono inyectado a presión se obtuvieron mejores resultados, respetando mucho mejor el sabor original de la bebida.

LAS NUEVAS GENERACIONES DE DESCAFEINADOS

El panorama ha cambiado con los métodos de descafeinización por agua, que utilizan un procedimiento basado en la ósmosis, que son mucho más selectivos y respetan en gran medida el perfil organoléptico del café, hasta el punto de que se acercan bastante a los cafés de especialidad. Son descafeinados que pasan las pruebas de cata más exigentes y con perfiles de taza dignos de un auténtico gourmet.

 Por otro lado, estos nuevos métodos son más eficientes en la eliminación de la cafeína que los antiguos, con porcentajes que están en torno al 99,9% de extracción.

 El Proceso Swiss Water lidera la descafeinización de alta calidad en todo el mundo Se trata de un método de descafeinado libre de químicos a base de agua, uno de los primeros métodos que respeta en gran medida un buen sabor y una buena parte de los potentes antioxidantes propios del café.

Swiss Water primary blue logo

 

Dicho todo lo anterior, ofrecer un descafeinado que actualmente sea tan bueno como el café con cafeína todavía no es una práctica común. Fundamentalmente esto es debido a que la descafeinización avanzada es un proceso químico complejo muy costoso y que hay que añadir a la cadena de producción.

Y para finalizar y siendo claros, hemos de decir que el café descafeinado no está libre de cafeína al 100%. Según la FDA de EE.UU., Una taza de 236 ml. de café descafeinado contiene 2,15 mg de cafeína, dependiendo de las técnicas y la intensidad del proceso de descafeinado. Es cierto que frente a los 150 mg de media en cafeína de un café normal, la proporción es muy pequeña, pero para quienes son ultrasensibles a la cafeína, esta pequeña cantidad puede ser mucho, y también podría haber casos médicos en los que sea recomendable un consumo totalmente cero de ingesta de cafeína.

En definitiva, los cafés descafeinados nacieron para satisfacer una demanda de personas que querían disfrutar del sabor y aroma del café pero sin los perjuicios que les ocasionaba. Al principio los métodos de descafeinización eran poco selectivos y no respetaban el sabor original, incluso resultaban tóxicos pero con el avance tecnológico se han conseguido muy buenos resultados, hasta llegar a obtener excelentes cafés naturales de muy buen sabor y libres de componentes químicos extraños. Muchas personas que actualmente no toman café y quisieran tomarlo, pueden hacerlo, beneficiándose de una experiencia muy satisfactoria, volviendo a disfrutar del sabor de un buen café.

Modificado por última vez enMiércoles, 30 Octubre 2019 13:56

Artículos relacionados (por etiqueta)

Inicia sesión para enviar comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar el tráfico en Google Analitics. Ver política de cookies