LOS TÉS DE DESAYUNO

Raul Moreno Escrito por 

(0 votos)

Aunque en nuestro país tradicionalmente se desayuna con café, mayoritariamente con leche, es creciente la tendencia a hacerlo con té, debido a la influencia anglosajona, pero sobre todo a que se ha puesto en valor como bebida saludable.

Está ampliamente aceptado que el desayuno es la comida más importante del día. Los expertos en nutrición recomiendan que al menos suponga un 30% de la ingesta diaria, que incluya todos los grupos alimenticios, y en el que por supuesto, las bebidas han de estar presentes, por su capacidad de hidratación y por su aporte de nutrientes. Es ahí precisamente donde entra el consumo de té, debido a su interesante contribución con estos elementos.

Para desayuno se suelen utilizar mezclas o blends, usualmente compuestas por tés negros de al menos tres orígenes: los tés de Assam aportan fuerza, cuerpo y notas a frutos rojos y especias; los de Ceilán (la actual Sri Lanka) añaden aroma y sus características notas malteadas, y finalmente de Kenia o Indonesia que dan color a la infusión.

Pero es común que dichas mezclas estén compuestas por decenas de tés de diferentes fincas o jardines productores. Esto es debido a que los fabricantes tienen que garantizar una consistencia en el sabor de sus mezclas año tras año. Como las condiciones climáticas y de cultivo van cambiando, la única manera de ofrecer un perfil consistente en la taza es buscar los atributos que caracterizan a la mezcla con diferentes tés, que aportan cada uno sus notas de sabor especifico, hasta conseguir el sabor que van buscando.

Por otro lado, cada fabricante tiende crear sus mezclas propias y exclusivas con la adición de otros orígenes, como Darjeeling o China, en busca de un sabor único e irrepetible que les diferencie, de sus marcas competidoras y que consiga cautivar a su clientela. Por descontado, es evidente que estas fórmulas son secretas y guardadas con mucho celo por sus creadores.

Las variedades de té que se suelen utilizar para desayuno son aquellas que presentan más cuerpo, tienen un sabor más intenso y mayor contenido de cafeína. Entre ellas encontramos algunos de los 'British Legacies' o mezclas clásicas de té inglés, como el English Breakfast, sin duda uno de los más populares. También en este grupo podríamos incluir el Irish Breakfast, un blend algo menos complejo y aromático, pero más intenso en la taza.

Al crear estas mezclas, se busca un licor intenso, que nos despierte y nos ayude a afrontar la mañana con energía. Por eso se utilizan variedades de té muy triturado, ya que a menor tamaño de las hojas, mayor es la extracción de sus componentes, incluida la cafeína, y por tanto mayor también la concentración en la taza.

Según la clasificación para los tés indios (en la que entraremos con detalle más adelante en otro artículo), los tés de desayuno se suelen componer con tés BOP, BP pero sobre todo CTC. Aquí te explicamos brevemente a qué se refieren estas siglas:

  • BOP: Broken Orange Pekoe: Son tés compuestos por la primera y segunda hoja abiertas, es decir, las hojas más tiernas y que tienen mayor contenido de nutrientes. Aportan un sabor y aroma intensos y bastante cuerpo a nuestra infusión final.

  • BP: Broken Pekoe: Compuestos por las segundas y terceras hojas, algo más duras y bastas que las anteriores. Nos ofrecen un licor más intenso y acuerpado, pero menos aromático y complejo.

  • CTC (Crush Tear Curl): estas siglas se traducen por 'Aplastar, rasgar y enrollar'. Es un método industrial de procesado del té negro, inventado en la década de 1930 por el inglés Sir William McKerche, y que revolucionó la industria del té. Consiste en un proceso mecanizado de varios pasos por el cual se trituran las hojas para conseguir una alta exposición al agua de infusión y de esta manera, conseguir un sabor muy intenso en la taza. Actualmente es el tipo de té más utilizado en mezclas para desayuno, debido a su alto rendimiento y versatilidad. Visita este enlace para conocer nuestro Assam CTC Jamguri de cultivo biológico

  • Fannings: Tés compuestos por partículas muy pequeñas, lo que permite conseguir una infusión más intensa aún.

  • Dust: literalmente significa 'polvo de té' y es la variedad que más fuerza y amargor aporta a la taza.

Los tés de desayuno combinan muy bien con leche o crema de leche, e incluso con muchas variedades de leches vegetales, resultando en general más ligeros y digestivos el café.

Aunque aquí hemos hablado de los típicos tés de desayuno, en realidad todos los tipos de tés de buena calidad son aptos para empezar el día saludablemente. Existen variedades de té verde o té blanco que pueden perfectamente formar parte de un delicioso desayuno.

Esperamos que esta información te ayude a elegir y disfrutar de tus tés de desayuno ideales.

Modificado por última vez enMartes, 24 Octubre 2017 11:07
Inicia sesión para enviar comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar el tráfico en Google Analitics. Ver política de cookies